Depilación intima.

Deshacerse del vello es una práctica que se remonta a la época de las cavernas,  en las cuevas se encontraron utensilios como piedras afiladas para depilación facial.

En las culturas antiguas como la egipcia, las mujeres usaban cremas depilatorias con ingredientes naturales y ceras a base de azúcar, agua, limón, aceites y miel. En Grecia utilizaban velas para quemar los vellos, piedra pómez y ceras a base de cenizas y minerales.

Por su parte en Roma, utilizaban pinzas y ceras a base de resinas.

En la actualidad la depilación es una práctica común en todo el mundo, siendo las partes del cuerpo más usuales, piernas, axilas e ingles;  sin embargo eliminar el vello que cubre los genitales, continua siendo un tabu.

Si estas planeando depilar tu zona íntima, ya sea por estética o como parte de tu higiene personal, te compartimos lo que debes saber antes de hacerlo, orientadas por un dermatólogo:

-Algunos métodos pueden ser riesgosos, las cremas depilatorias contienen químicos que pueden generar quemaduras en la piel.

-La depilación láser o con luz pulsada, debe ser realizada por un profesional, ya que si no se hace adecuadamente, puede causar daño en la piel e incluso cicatrices. Lo recomendable es hacerlo en ocho sesiones de cuatro a cinco semanas, pues estas tecnologías eliminan el vello de forma permanente pero solo cuando el vello está en fase de crecimiento, si el vello se encuentra en fase de caída, el láser no servirá.

-El uso de rastrillo genera foliculitis, es decir que el vello se entierra, y  corre el riesgo de infectarse o irritar alrededor del folículo, provocando granitos con pus.

-Si planeas utilizar cera, evita aplicar en exceso, puedes causar moretones o arrancar tu piel.

-Por ultimo te recomendamos no compartir cera ni rastrillos, ya que no es higiénico, hay riesgo de contagio de virus o bacterias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *